Test de Bender

El test de Bender tiene como objetivo medir posibles trastornos mentales, neurológicos o emocionales en niños de entre 5 y 11 años. Se trata de un sencillo test en el que los sujetos deben copiar 9 figuras en un papel en blanco, según la muestra que se le proporciona.

El test de Bender fue diseñado por la psiquiatra americana Lauretta Bender en la década de 1930 con el objetivo de medir posibles trastornos mentales, neurológicos o emocionales en niños de entre 5 y 11 años. Se trata de un sencillo test en el que los sujetos deben copiar 9 figuras en un papel en blanco, según la muestra que se le proporciona.

Si todo está correcto los niños reproducirán el estímulo visual de una manera correcta en el papel y se le dará una puntuación de: 1. Sin embargo, podrían darse errores de: Distorsión de la forma, Rotación, Dificultades de integración, Perseveración. En esos casos se puntuará con un 0.

El test de Bender no está limitado a un tiempo concreto pero sí que algunos expertos señalan que 5 minutos es el tiempo límite. Si el niño toma más tiempo, estamos ante un perfil lento y si necesita menos de 3 minutos para acabar, sigue más bien un patrón impulsivo y poco reflexivo.

TEST DE BENDER:

Test de Bender

 

RESULTADOS Y POSIBLES FALLOS EN EL TEST DE BENDER:

¿Qué indican los fallos en el test de Bender?

1-Orden confuso de los dibujos
Este indicador está relacionado con una falta de capacidad para planificar y organizar. Solo se considerará grave si hay un desorden total en los dibujos y el sujeto tiene más de 8 años.

2-Línea ondulada en lugar de recta
Se asocia a falta de estabilidad. Su presencia es más frecuente en niños pequeños con problemas ya que son más inestables y no tienen un control motriz fino.

3-Sustitución de círculos por rayas
En adultos se asocia a una profunda perturbación emocional. En los niños puede estar relacionado con impulsividad y falta de interés.




4-Aumento progresivo del tamaño
Está relacionado con una baja tolerancia a la frustración e impulsividad propia de los niños con T.D.A.H. (Trastornos Déficit de Atención con Hiperactividad).

5-Gran tamaño de las figuras
Se asocia a conductas de tipo externalizante. Suelen ser niños con patrones, en ocasiones, muy obsesivos y exigentes.

6-Tamaño pequeño de los dibujos
En el test de Bender la disminución del tamaño de los dibujos correlaciona con la introspección, timidez, ansiedad, miedo. Es más grave cuanto mayor es el niño.

7-Línea fina
Las líneas finas y un trazado poco firme suelen estar asociadas también a timidez y retraimiento en niños pequeños.

8-Repaso de las figuras y las líneas
Este resultado en el test Bender denota agresividad.

9-Segundo intento
Los niños que pidan repetir la prueba de Bender porque no están contentos con el dibujo son inseguros e inestables. Y pueden presentar trastornos emocionales. Es probable que en su vida diaria también abandonen actividades con facilidad.

10-Utilización de dos folios.
Se trata de un indicador muy claro de tendencias de expansivas, e incluso violentas. También suele darse en niños con deterioro neurológico y con conductas externalizantes.